(21/07/2017).- La pretensión de la Asamblea Nacional (AN), en desacato, de designar magistrados del Máximo Tribunal de la República es una conducta que incurre en los delitos de usurpación de funciones y traición a la Patria, advirtió este viernes el magistrado Juan Mendoza, presidente de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

 

“La Sala Constitucional debe reiterar la advertencia dirigida a los diputados y diputadas de la Asamblea Nacional, a los ciudadanos integrantes del írrito Comité de Postulaciones Judiciales y a los ciudadanos que se pretendan investir del cargo de magistrados de este Alto Tribunal, tal conducta incurre de manera flagrante, entre otros, en el delito de usurpación de funciones, tipificado en el artículo 213 del Código Penal”, afirmó en una exposición a la prensa en la sede del TSJ en Caracas.

El magistrado acotó que estos artículos también están en concordancia con los apartados 131 y 138 de la Constitución que establecen:

“Artículo 131 Toda persona tiene el deber de cumplir y acatar esta Constitución, las leyes y los demás actos que en ejercicio de sus funciones dicten los órganos del Poder Público”.

“Artículo 138 Toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos”.

El magistrado alertó que el Parlamento Nacional, de mayoría derechista, incurre en los delitos contra la independencia y seguridad de la nación, traición a la Patria y contra los poderes nacionales y de los estados, previstos en los artículos 128 y 143 del Código Penal.

Estos delitos están contemplados también en el vigente Código Orgánico de Justicia Militar, agregó.

“Ante los actos declarados nulos, de evidente ánimo subversivo, la Sala declara que corresponde a las autoridades militares, civiles y militares, ejecutar las acciones de coerción pertinentes a fin de mantener la paz y la seguridad nacional”, concluyó el magistrado Mendoza.

VTV