(11/09/2017).- Durante el trigésimo sexto periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), la representación de Venezuela ante este organismo, encabezada por el Canciller Jorge Arreaza rechazó que se esté utilizando el tema de los derechos humanos como arma política contra el país.

 

Del mismo modo, demandó el cese las agresiones por parte de este ente, señalando que "la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos acusa sin fundamento a mi país. Es un órgano politizado que lanza acusaciones sin ningún rigor metodológico y que miente. Exigimos que cese la agresión contra Venezuela".

Arreaza puntualizó, que desde los centros de poder se viene aplicando contra la patria de Bolívar “el uso de los derechos humanos como arma política con fines de dominación”, destacando que a través de la historia se puede evidenciar otros ejemplos de esta forma de accionar, “donde el uso selectivo de los derechos humanos” se convierte en una estrategia para “imponer una sola visión del mundo”.  

A su vez, indicó que Venezuela está comprometida en la cooperación con los organismos internacionales de Derechos Humanos.