(10/09/2017).- El Gobierno venezolano activó un plan especial de contingencia y un comando  unificado de emergencias y desastres para atender a las familias afectadas por el rebosamiento del Lago de Valencia, y para monitorear el comportamiento del lago las 24 horas.

 

“El presidente Nicolás Maduro instruyó tomar las acciones que sean necesarias para el bienestar integral de la población afectada”, indicó el Mayor General Néstor Reverol, ministro para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, quien recorrió este domingo la zona afectada junto a las autoridades regionales y de los despachos de Ecosocialismo y Agua y para la Vivienda.

“Hemos inspeccionados hoy los sectores La Punta, Mata Redonda, Aguacatal, Rómulo Gallegos, Brisas del Lago, José Casanova Godoy, Las Vegas, Cogollal y Paraparal, en los municipios Francisco Linares Alcántara y Girardot,  y establecimos sectores de responsabilidad junto al Comando de la Zona Operativa de Defensa Integral de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, afirmó.

El Lago de Valencia abarca una extensión de 340 Km2. Algunos de sus 22 afluentes han experimentado crecidas que no se registraban desde hace 41 años.

Puntualizó también que se activó una comisión presidencial de refugios, encargada de diseñar un plan para la reubicación temporal de las familias.

Prensa Mpprijp